facebook twitter instagram youtube
La eurodiputada Renate Weber (c) resumiendo los temas centrales de la observación electoral realizada.
NOTICIAS

UE señala debilidad institucional para garantizar elecciones

hace 7 mess

Las elecciones generales 2018 se desarrollaron en un contexto de debilidad institucional, falta de confianza en las estructuras políticas e inercia judicial?, concluye un informe preliminar de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE), gran parte de cuyos miembros continúan en el país siguiendo la etapa poscomicial y que permanecerán hasta el 15 de mayo.

La eurodiputada Renate Weber (c) resumiendo los temas centrales de la observación electoral realizada.

"La falta de confianza en las instituciones se agravó por la inclusión de candidatos acusados de corrupción y de tráfico de influencia en las listas de los partidos, así como también por la iniciativa legislativa de la ley conocida como autoblindaje por el Congreso, percibida por el público como una armadura para proteger a los legisladores de la pérdida de investidura", resalta el documento presentado ayer por la jefa de la Misión, la eurodiputada Renate Weber.


Sobre este punto, la MOE UE afirma que no hubo suficiente voluntad política para retirar a estos candidatos. "Los partidos utilizaron como excusa las dificultades en la implementación de los mecanismos internos".


Con relación al marco legal electoral, el informe destaca que en algunos ámbitos, ambiguo y contradictorio; en muchos casos sobrepasando disposiciones constitucionales, que resultan en inseguridad jurídica. "La causa principal de esto parece ser la falta de respeto generalizada de las agrupaciones políticas por las leyes y el Poder Judicial", resalta el texto.


Agrega que la interpretación de las disposiciones jurídicas depende de las fuerzas polí- ticas de mayor representación en el Congreso "y es públicamente reconocido que sirven a intereses personales y políticos. El Poder Judicial es ampliamente percibido como politizado y sujeto a la presión y al control político".


La Misión inició su tarea en el país el 13 de marzo, con 24 observadores. El número de estos fue creciendo la semana pasada, llegando a 96 el domingo último, en que visitaron 440 mesas receptoras de voto para observar la votación y el conteo. Desde el lunes, acompañan el proceso de juzgamiento de certificados de resultados. Concluida la Misión, elaborarán un informe final con recomendaciones.


Según constataron en las semanas previas a los comicios generales, "la falta general de respuesta de la Corte Suprema a las apelaciones electorales dio lugar a incertidumbre sobre temas fundamentales, tales como la elegibilidad de ex presidentes para candidatarse al Senado o la composición de las juntas cívicas". La incertidumbre legal sobre este tema prevaleció a lo largo de todo el proceso electoral. Para los observadores, las elecciones nacionales estuvieron bien administradas a pesar de la ausencia de un mecanismo efectivo que asegurara la implementación de las decisiones del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y control limitado sobre las últimas fases del proceso. "Hubo confianza en el desempeño técnico del TSJE, así como en su capacidad para administrar las elecciones, a pesar de ser percibido como politizado".


La falta de confianza en las instituciones se agravó por la inclusión de candidatos acusados de corrupción y tráfico de influencia

La falta general de respuesta de la Corte a las apelaciones electorales dio lugar a incertidumbre sobre temas fundamentales.

El Poder Judicial es ampliamente percibido como politizado y sujeto a la presión y el control político.


AHORA
DESPUÉS
DENUNCIAS
+595 986 894 420
FACEBOOK

Otras noticias